Domingo en casa.

Los domingos en casa tienen algo especial, un sabor a tranquilidad, a desayunos tarde y pelo recogido. Ese aura especial que te da la luz de media mañana entrando por la ventana, ese despertar tranquilo, sin prisas y el poder hacer la cucharita durante un ratito más. Desayunamos en el salón, viendo la tele, cosa…