Recogida en el aeropuerto.

El sonido del timbre del aeropuerto y la voz robótica que anunciaron el retraso del vuelo de Sandra me pusieron los pelos de punta a la vez que un suspiro de desesperación se me escapaba. Mi chico me apretó la mano con fuerza, sabía que tenía muchas ganas de verla y, esas situaciones, aunque no…