Mamada.

Lo mejor para quitarte algo de la cabeza, es meterte otra cosa. Y como hacía bastantes días  que no le dedicaba a mi chico el atendimiento que le corresponde, empecé a pensar que la mejor manera de entrar por casa era, de rodillas. Desde que entré en casa y lo ví con el portátil en…