…Y sesión de fotos.

Más de lo mismo, odiosos lunes que se repiten hasta la saciedad sin que podamos hacer nada para impedirlo aún con el sabor dulzón del fin de semana, del semen de mi chico cayendo por mi garganta y de mis dedos con delicioso gusto a mi propio flujo después de hablar con Tania. La mañana…