Mi salón.

Adoro mi salón, la casa en general, pero la sala me llena de vida. Habla de nuestros gustos, aficiones, nuestra increíble historia juntos. Me encanta sentir esa sensación de comodidad cuando llegas a casa, sentir que cada rincón es tuyo y que todo te acoge y, casi, te da la bienvenida con el olor familiar…