Postura.

Observar a la gente es, aparte de una distracción, un hobby. Es divertido intentar adivinar la profesión, por el atuendo, su forma de ser por cómo mueven las manos o su estilo de vida por lo que cargan a cuestas. Todos somos predecibles, una simple mirada denota un cambio de humor o un problema, un…