Pezones.

Siempre escondidos, disimulados debajo de acolchados sujetadores por no ser estéticos e incluso considerados de mala educación si se averiguan debajo de la ropa, los pezones son símbolo de femineidad e indudable objeto de deseo. Cuando me crucé esa mañana con una chica libre de las oprimentes tiras del sostén, se me alegró la vista….