Regalito.

el

Las tiendas se me iban quedando pequeñas y aunque todo me gustaba, nada me llamaba del todo la atención como regalo para Ella. Su personalidad fuerte merecía algo especial, diferente, que llamara su atención y que gritara a los cuatro vientos que se lo había regalado yo. Brenda es una mujer especial, segura de sí misma, directa y con las ideas claras, fiel a sus pasiones y sin miedo a las opiniones de nadie, en realidad, una mujer a la que me gustaría parecerme.

Su precioso jardín, que cuidaba con mimo los fines de semana, no necesitaba flores nuevas, así que pasé de largo por la floristería. Las tiendas atestadas de ropa no iban con su gusto y elegancia personal, siempre consciente de lo que le quedaba bien y lo que no, siempre cuidadosa con los materiales y la fabricación, así que las dejé de lado también. No estaba segura de si unas cremas o un perfume le gustarían tanto como a mi, por lo que me mordí el labio y seguí. Casi falta de ideas, pare en medio de la concurrida calle peatonal a reflexionar. ¿Qué le gustaba más que nada?, ¿cuál era su gran pasión? Tania.

regalito 1

Sonreí relamiéndome mientras mis pasos acelerados buscaban el camino hacia el sex shop. La respiración acelerada no me dejaba pensar con claridad y la emoción por pensar qué comprar nublaba mi mente a medida que me acercaba al establecimiento en el que ya había estado antes. Abrí la puerta recordando la tienda como si hubiera estado ayer, con el delicioso y denso olor a frambuesa y la sonriente y exuberante juguetera que me esperaba tras el mostrador.

“¡Hola!”, saludó contenta. Sonreí devolviéndole el saludo mientras ojeaba las estanterías llenas de dildos, falos y consoladores de dimensiones desproporcionadas, tanto que asustaban. “Te ayudo”, afirmó acercándose. Se desvivió en el atendimiento y me enseñó todos los productos habidos y por haber pero no sabía lo que quería. Ya le habían regalado un consolador de dos cabezas, Tania usaba aceites constantemente y también estaban las velas relajantes que seguro habían compartido en algún baño especial.

“Esto es muy divertido…”, dijo la juguetera cogiendo una cajita. “Es un vibrador muy discreto con mando a distancia”, dijo de forma lenta y sensual, “Así lo usan sobre la otra…”, añadió guiñando un ojo. No pude evitar la imagen de Brenda llevándolo mientras Tania la masturbaba a distancia y viceversa, las miradas, la respiración agitada rodeadas de gente…, “Estupendo”, asentí sonrojada.

regalito 2

Seguí sus caderas hasta la caja, donde a los pies, había una pequeña sección de libros y, cautivaba con el título, ‘Tu dedo corazón’, lo puse sobre el mostrador para ojearlo. “Ese está genial…, kamasutra lésbico…”, me convenció con su voz sensual. Las imágenes activaron mi imaginación y en las fotos aparecieron los cuerpos de Tania y Brenda disfrutándose, perdiendo la noción.

“Bueno, muchas gracias”, dije despidiéndome tras pagar.

“Hasta la próxima”.

19 Comentarios Agrega el tuyo

  1. chus dice:

    ¿Pagaste en metálico o con tarjeta’

    Le gusta a 2 personas

    1. Valeria dice:

      Si te digo que con tarjeta, me seguirás el rastro?

      Me gusta

  2. chus dice:

    No. Simple curiosidad.

    Le gusta a 1 persona

    1. Valeria dice:

      Jajajaja, pues con tarjeta, la verdad 😉

      Le gusta a 1 persona

  3. chus dice:

    Lo suponía. ¿Qué tal Chus?

    Le gusta a 1 persona

    1. Valeria dice:

      Tú, por lo que veo, bien!!!

      Le gusta a 1 persona

      1. Valeria dice:

        Ya, pero me gusta hacerte rabiar…

        Me gusta

  4. chus dice:

    Otras cosas me haces, rabiar no

    Le gusta a 1 persona

    1. Valeria dice:

      Bueno, de eso se trata…, que descanses Chus, o no… Besitos!!!

      Le gusta a 1 persona

      1. chus dice:

        Besos húmedos Valeria. Recuerdos a Chus.

        Le gusta a 1 persona

  5. Geniales regalos !!! besos.

    Me gusta

  6. Mi post de ayer iba dirigido a ti 😉

    Le gusta a 1 persona

    1. Valeria dice:

      Qué dices!!!! Llevo dos días sin poder entrar en el reader, enseguida lo leo 😉

      Le gusta a 1 persona

  7. marguimargui dice:

    Solo un cruce de miradas basta, sin poder llegar a rozarse, la distancia se hace infinita en los 10 metros cuadrados, con infinidad de obstáculos, que impiden el encuentro. Solo una mirada y su cuerpo vibrará como si estuvieran pegados

    Que regalo nena jajaja

    Le gusta a 1 persona

    1. Valeria dice:

      Jeje, espero q le guste y que vibre, que vibreeee, besitos!!!

      Le gusta a 1 persona

  8. laacantha dice:

    Seguro..que has acertado con el regalo.Espero tu próxima entrada donde el regalo estaria en función.Un beso para toda la cuadrilla.

    Le gusta a 1 persona

    1. Valeria dice:

      Jejeje, me alegra q t gustara, besitos guapa!

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s