Sorpresa.

“¡Hola chicos!”, dijo Tania emocionada al abrirnos la puerta. “Al final no tuve problemas para deshacerme de Brenda, la llamaron a primera hora para que fuera a una reunión, no se imaginan el mosqueo que tiene…”, dijo sonriendo con el plan perfectamente trazado. “¿En qué te ayudamos?”, dijo Marta pizpireta como siempre. “Pues, la verdad…