Recién hecho.

“¡Cierra!”, le dije a mi chico, que entró en el baño justo cuando yo salía de la ducha. Aunque me cubrí con rapidez, le dio tiempo de sobra de observar mi cuerpo erizado y la piel de gallina de brazos y piernas mientras intentaba coger calor. “Qué bonito…”, dijo abriendo un poco la toalla para…

Pelillos.

El agua hirviendo recorrió mi piel sin que me inmutara, deseando incluso ponerla más caliente para compensar la temperatura ambiente. El gel chorreó sobre la esponja haciendo espuma a medida que apretaba la mano y el baño se impregnó del delicioso olor a flores. Me encanta tener geles diferentes al uso a la vez y…

¡Qué frío!

La repentina bajada de temperaturas de esta semana nos dejó a todos repitiendo las mismas frases hasta la saciedad, “Es que no estamos acostumbrados a esto…”, “Frío como éste…”, “El año pasado no hizo tanto frío”. Y lo peor es que es verdad. Ni estamos acostumbrados ni el año pasado llegó a granizar en pleno…

Cansada.

Cómo cuestan los lunes… Para mí es un hecho que los domingos siempre duermo mal. El estrés de la semana que se viene encima y el no querer que se acabe el fin de semana no me dejan descansar. También supongo que estaba cansada por todo el trajín que tuvimos en temas de ‘fontanería’, con…

Cenando.

Bien entrada la noche nos fuimos al cuarto, a meternos en el sobre, a planchar la oreja, a abrazarnos otro rato. El besito de buenas noches dio pie a un segundo y un tercero, nuestras manos juntas buscando juegos. Poco a poco los besos más intensos propiciaron lenguas y roces más densos. Ya no había…

Almorzando.

Mi chico recibió al repartidor ya que yo seguía en bata y la tela rebelde se deslizaba dejando poco a la imaginación. Platos preparados, bebidas sobre la mesa y cucharas para servir, todo listo mientras yo esperaba contenta. El olor dulce y denso se adelantó a los pasos de mi chico, que puso la bolsa…