Barbacoa.

No somos muy folclóricos, pero la novelería de la primera romería del año siempre mueve masas y nosotros, nos vimos arrastrados por la insistencia que puso Brenda en que fuéramos. Madrugón asegurado, comida preparada y trajes típicos enfundados, pusimos rumbo a su casa intentando no rascarnos demasiado, incómodos y acalorados. Brenda nos recibió todavía sin…