Cansadita.

Los lunes cuestan porque sí. Porque son lunes, porque vienen después del domingo y porque sí. Pero si al hecho de que es lunes, se le une el empacho de haber estado comiendo todo el día anterior y la incomodidad del traje de maga, el lunes parece costar el doble. Tenía tiempo de sobra por…