Baño compartido.

“Tuve un sueño de lo más extraño antes…”, dije mientras la esponja soltaba toda el agua acumulada por mi espalda, estrujada en manos de mi chico. Cabíamos en la bañera, yo colocada entre sus piernas, sintiendo la incontrolable erección en mi espalda y él rodeándome, rozando mis pechos entre la espuma, haciendo que el agua…