Llamada sugerente.

Hace mucho tiempo que no quedamos para una noche de chicas…, dijo provocando que me sonrojara al escuchar esas palabras susurrándome al oído. Sentada en mi puesto de trabajo, su llamada me había alegrado el día, haciendo que sonriera en mi silla mientras mis pies hacían que me balanceara excitada. Tania se quedó con las…