Noche tensa.

La noche estaba tranquila y después de unos días nublados, el día soleado había dado paso a una noche clara con estrellas visibles y una luna espectacular. El sereno cubría ya los coches aparcados cuando paré delante de casa de Brenda y me dio un escalofrío al bajarme y caminar hasta la puerta. El timbre…