Chof chof.

Soy muy sexual… Me encanta abrirme y dejarme llevar por el placer, sentir las contracciones aprisionando el pene de mi chico o mis propios dedos, según la ocasión, hasta correrme sin control. Lo que no me encanta tanto, lo que me resulta incómodo y me persigue durante horas, es la humedad que sigue brotando como…