Conversaciones en la piscina.

Las gotas de agua jugaron de mano de la gravedad recorriendo su cuerpo mientras se echaba a mi lado en la hamaca. Su respiración entrecortada por haber estado nadando agitaba su pecho a la vez que se relajaba y sus pezones erizados por el frío de la piscina se hacían notar a través del biquini…