Nueva etapa.

“¿Qué te pasa…?”, preguntó mi chico al verme con la mirada perdida al horizonte desde el balcón, ya de noche. “Pues, que lo malo del fin de semana es que después viene el lunes…” “¿Por qué no lo dejas ya?”, respondió, “Te tiene amargada, no te gusta”. “Sí, pero dejar un trabajo…” “Es el momento…

De vacaciones.

La ciudad se antojaba apetecible para pasear, tan llana y diferente a la nuestra, y ya vestidos, nos propusimos cholear hasta caer rendidos, aprovechando al máximo así, los dos días de retiro. De la mano caminamos bajo el sol, respirando la brisa marina y disfrutando las diferencias y similitudes a las que estábamos acostumbrados, recorriendo…

Intenso.

Entramos en la habitación dejando caer las toallas mojadas en el suelo, impacientes, buscándonos. Mi chico cerró la puerta sin dejar de mirarme mientras yo me mordía el labio al ver su excitación, antes controlada, creciendo de nuevo. Jugué con el lazo que llevaba a media espalda, tirando con ambas manos para deshacerlo y tensar…

Rayos de sol.

Sin gafas de sol puestas y el biquini suelto, con las tiras caídas hacia los lados, para que no quedaran marcas, me apropié de una de las hamacas durante media mañana. Me encanta sentir que me tuesto al sol, vuelta y vuelta, hasta que el calor se hace insoportable y entro al agua con sufrimiento…

Escapadita.

Cansada y con el poco glamour de mi cara pálida, pisamos otras tierras y cogimos el coche por carreteras ajenas, diferentes aunque parecidas, con ese encanto particular que nos decía que seguíamos en nuestras islas. Después de no sé cuánto tiempo en coche, con el estómago todavía revuelto y las ganas de llegar in crescendo,…

Oleaje.

Muchas veces, el miedo a una situación nos contamina y hace que nos sugestionemos a nosotros mismos de que algo va a salir mal seguro, pero no, no fue el caso… El mar amaneció aparentemente tranquilo cerca de la costa, pero se veía picado en la lejanía y mi suspiro nervioso alteró mi estómago en…