Rutina o ritual.

Todas las rutinas son tediosas por el simple aburrimiento de repetir una acción día sí y día también, sin que cambie la ejecución ni el resultado, siendo la depilación íntima un claro ejemplo. El hecho de no estar definitivamente suave y sedosa, de pasar los dedos entre los labios y notar el vello cual barba…