Vecinos.

El cuarto extra pareció reírse de mí cuando abrí la puerta con intención de ordenarlo para la reunión del fin de semana, lleno de cajas y todo lo que no sabíamos dónde meter, con pinta más de trastero que de otra cosa. Avancé sorteando cosas, abriendo la ventana para que me diera el aire, echándome…