Qué cosas…

Pizpireta y animada me encaminé calle abajo, ignorante de los caprichos del destino, de las casualidades de la vida y de que el mundo es un pañuelo de un centímetro cuadrado cuando se habla de una islita. Los botines hacían eco en la calle y la calima, ya casi desaparecida, daba paso a una brisa…

Otoño.

Por supuesto, aunque tenga fecha, el cambio de estación no es algo instantáneo, no se nota de un día para otro y, mucho menos aquí, en nuestras maravillosas y calurosas islas, especialmente pegajosas durante el mes de septiembre. Pero bueno, con algo hay que conformarse y, la idea de que el verano pierda su título…

Por fin yoga.

Contorneándome gimnasio adentro enfundada en mis pantalones nuevos de yoga me sentí feliz tras el chasco de la semana anterior, recluida en casa ante la huida de mi por aquel entonces único pantalón de yoga, todavía en busca y captura. Necesito el yoga. Me relaja, me deja nueva, saca lo mejor de mí y me…

Postre en casa.

Nuestros labios no nos dieron tregua y desde que supieron que estábamos en casa buscaron la boca del otro, poseídos por el deseo. Nuestras lenguas se confundían buscando el placer, bajando por el cuello y llegando a ese excitante punto cerca de la clavícula, donde el placer pasa a cosquillas por la sensibilidad de los…