Temporada de bragas.

Había calor. El efecto sauna de los pantalones se hacía insoportable y las piernas pedían a gritos la libertad confiscada desde noviembre, protestando con ardientes latidos para hacerse oír. Echada en el sillón,levanté la cadera y metí los dedos por la pretina del pantalón, empujando, liberando mi culito y tirando desesperada por las perneras, al…

Chumba chumba.

La música me golpeó desde que abrí la puerta, introduciéndome en un mundo de colores escandalosos y ambiente cargado mientras una chica despampanante y perfectamente bronceada me sonreía desde el otro lado de un pequeño mostrador. “Hola, eres nueva”. “Si…, quería apuntarme”, dije un poco tímida antes de preguntar por la mensualidad y las clases…

Exhibicionistas, voyeurs y viceversa.

No hice nada más. Despistada o a conciencia, lo más que logré hacer fue llegar a casa, inmersa en mi mundo, absorta por los pensamientos lujuriosos que me rodeaban, como sátiros que bailaban a mi alrededor recordándome los momentos vividos en su canción. ‘Te vió disfrutando…’, decían… ‘De tu cuerpo gozando…’, entonaban… ‘Sus noches acompañaste…’…

Miradas.

Como imanes entre almas las miradas nos intuyen y nos atraen hasta las pupilas del otro, arrastrándonos como un agujero negro en el que perdernos, provocadoras de amor y deseo. Como dos adolescentes estuvimos el resto del día, dedicándonos miradas y sonrisas. Podía sentir cuando sus ojos se posaban en mí, como si acariciaran mi…

Spinning.

Me mimeticé entre los cuerpos sudorosos desde que la bici empezó a hacer efecto en el mío, mojando mi cuello por el enérgico ejercicio hasta formar una gota que se deslizó atrevida por la clavícula hasta resbalar para perderse en mi escote. Los chicos chorrreaban y jadeaban mirando a la estupenda monitora, siguiendo todas sus…

Último baile.

Aunque la noche iba a ser más corta por el cambio de hora, decidimos hacer todo lo posible por alargarla y aprovecharla al máximo al ser la última de nuestras cortas vacaciones y, a pesar de que nos apetecía ir al apartamento, pensamos que un poquito de baile no nos haría mal. Los bares estaban…